EL VINO

 

En la bodega producimos dos tipos de vino: El blanco seco y el tinto barrica

 

 


El blanco seco

 

El blanco seco se hace con uva de la variedad listan blanco, con alguna aportación de moscatel y, en menor cantidad, de malvasía.

 

La uva se corta cuando llega al grado de madurez deseado y se envía directamente a la bodega. Allí se despalilla, se estruja y se envía a la prensa para separar los hollejos, tratando de evitar maceración alguna. De la prensa pasa directamente a los tanques de fermentación, manteniéndose a baja temperatura ( 6 a 8 º C) en una primera fase y para evitar que comience la fermentación, con el fin de que a  las veinticuatro horas se pueda hacer una extracción de los fangos depositados en la parte inferior del tanque. Una vez hecho,  se añaden levaduras seleccionadas y se incrementa la temperatura hasta 14-16 º C, para que pueda comenzar la fermentación, que en estas condiciones durará unos 15 días, al término de los cuales se trasiega el vino, realizando trasiegos posteriores hasta que se considera que está en condiciones de ser presentado al comité de cata de la Denominación de Origen Tacoronte – Acentejo.

El tinto barrica

 

El vino tinto se elabora a partir de uvas de las variedades listán negro, cabernet sauvignon y syrah, cuya maduración se ha seguido semanalmente, eligiendo el momento optimo de vendimia.

 

Los racimos se envían inmediatamente a la bodega evitando así el calentamiento por insolación.

 

Una vez en la bodega los racimos  se despalillan, separando el raspón y estrujando las uvas, que se envían con los hollejos a los tanques de fermentación, añadiendo además levaduras seleccionadas. Durante la fermentación, que tiene lugar a una temperatura  que se mantiene en 25º C, se realizan remontados y bazuqueos con el fin de favorecer el contacto de los hollejos con el mosto liquido, propiciando así la extracción de color y aromas.

 

Cuando se considera que la fermentación está terminada, lo que viene a suceder a los seis o siete días, se procede al trasiego de lo que ya es vino, mientras que los hollejos se envían a la prensa para exprimirlos y sacar el vino que queda en ellos. 

 

Una vez terminado este proceso se guarda el vino en tanques cerrados y sin aire. Inmediatamente procedemos a favorecer el comienzo de la fermentacion maloláctica, que tomará algunos dias mas. Finalizado este procesao, dejamos que decanten las particulas solidas y restos de levaduyras, con klo que el vino se va aclarando poco a poco quedandose en el fondo del tanque las particulas solidas que constituyen las madres y que se separan realizando los trasiegos que corresponde.


En el plazo de unos treinta días, se encerrará el vino en barricas de roble y se le dejará reposar durante un mínimo de cuatro meses, para después proceder a su embotellado en la misma bodega, una vez que ha pasado por la aprobación del comité de cata de la Denominación de Origen Tacoronte- Acentejo

 

Desde su aparición en el mercado en el año 2004, este vino, ha venido teniendo altas puntuaciones en la Guía Peñín. Así, ya en la del  2006, aparecía con una puntuación de 80 puntos y con una nota de cata que era la siguiente:“Cereza granate. Aroma fresco, frutoso, con cierta expresión varietal. En boca ligero,  fresco, sabroso, afrutado”

Igualmente, en las siguientes guías, ha merecido  puntuaciones de 85 y 88 puntos, situándose entre los cinco primeros vinos de Canarias.

En la Guia 2011, con 88 puntos, la nota de cata decía: Color cereza, borde granate. Aroma potente, fruta madura, especias dulces, terroso. Boca potente, especiado, fruta madura.

Asi mismo la guía 2012, decía lo siguiente: “Color cereza, borde violáceo. Aroma fruta roja, equilibrado, expresivo, especies dulces, floral. Boca frutoso, sabroso”.


En al año 2010 mereció  la Alhóndiga de Bronce en el prestigioso concurso regional de La Alhóndiga, al que acudieron más de 100 vinos de toda Canarias